LA COCCION AL VAPOR EN RECIPIENTE VAROMA

#Cocción en varoma 27 octubre 2013

LA COCCION AL VAPOR EN RECIPIENTE VAROMA

El Thermomix® no sería perfecto sin este extraordinario recipiente Varoma que nos permite cocinar al vapor todo tipo de alimentos, posibilitándonos la preparación de platos saludables y deliciosos.
La cocción al vapor es cada vez más frecuente en todo el mundo. Sus propiedades beneficiosas para la salud convierten la cocina al vapor en una de las alternativas culinarias más valorada de los últimos tiempos.
Los alimentos cocinados al vapor conservan más vitaminas y sales minerales. Por ello, se intensifican el sabor y color, y la textura de los alimentos es más firme. Cocinando al vapor elaboramos platos de carnes y pescados con menos grasa. Es la forma de cocinar predominante en dietas de adelgazamiento, para reducir los niveles de colesterol y la hipertensión, al no ser necesario añadir sal, que además de retener líquidos, es perjudicial para la tensión alta.
El recipiente Varoma está fabricado con el mejor plástico, de alta calidad, apto para el contacto con los alimentos. El recipiente Varoma se coloca sobre la tapa del vaso, sin el cubilete, para permitir la salida del vapor. No sobrepases la capacidad del recipiente Varoma, ya que si la tapa no queda perfectamente encajada, se escapará el vapor. Asimismo, comprobar que algunas de las ranuras del recipiente quedan libres para que pueda entrarle vapor. De esta forma, la cocción será uniforme.
Para cocinar al vapor con el Thermomix® , además de utilizar el recipiente Varoma, deberemos programar la temperatura varoma, que es la más alta del Thermomix® . Consiste en llevar a ebullición el contenido del vaso, facilitando así la evaporación de los líquidos. Por tanto, mientras cocinamos alguna receta que precise un tiempo prolongado con temperatura varoma, podremos aprovechar ese vapor para cocinar en el recipiente Varoma algún otro plato y ahorrar tiempo y energía ya que prepararemos varios platos a la vez.
Cuando cocinemos simultáneamente varios platos, tendremos la precaución de envolver en film transparente o papel de aluminio aquellos alimentos del recipiente varoma que no queramos que den sabor u olor al plato que estamos cocinando en el vaso.
Si solamente queremos cocinar al vapor, simplemente herviremos agua en el vaso. La cantidad de agua dependerá del tiempo que necesitemos para cocinar el plato en cuestión. Por ejemplo, por cada 30 minutos de cocción al vapor, necesitaremos 1/2 litro de agua.
Cuando finalice la cocción, tened cuidado al abrir la tapa, hacedlo siempre con manopla y en el sentido opuesto a donde os encontráis para que el vapor salga en dirección contraria.