Bizcocho de harina de algarroba

#Postres y dulces 04 marzo 2020

Habéis visto que color tan bonito tiene este bizcocho? Parece de chocolate pero en verdad es de harina de algarroba.


La algarroba o algarrobo, que en realidad es una legumbre, tiene un sabor ligeramente dulce y se ha utilizado como sustitutivo del chocolate y la verdad que da ese aspecto como si hubiéramos añadido chocolate.


8 dátiles sin hueso


200 g de harina sin gluten


100 g de harina de algarroba


10 g de levadura en polvo (ver receta aquí)


5 g de canela en polvo


5 g de bicarbonato


70 g de aceite suave


250 g de leche vegetal (ver recetas aquí)


60 g de nueces peladas


3 huevos


Aceite o mantequilla para engrasar


Comenzamos la receta poniendo a remojo los dátiles en un cuenco pequeño con agua templada. Los dejaremos durante unos 15 minutos que podemos aprovechar para continuar con la receta.



Precalentamos el horno a 180 grados, con calor arriba y abajo.



Engrasamos un molde rectangular con mantequilla o con aceite.



Mezclamos y aireamos los ingredientes en polvo. Para ello ponemos en el vaso la harina sin gluten, la de algarroba, la levadura en polvo, la canela y el bicarbonato. Mezclamos durante 15 segundos, velocidad 3. Retiramos y reservamos.



En otro cuenco mezclaremos los líquidos, es decir, el aceite y la leche vegetal. Reservamos.



El siguiente paso es el picado o triturado de las nueces que dependerá de nuestros propios gustos. Si os gusta encontrar trozos de nueces podéis saltaros este paso. Si los queréis intermedios podéis darle un golpe de turbo. Aunque si los queréis más pequeñas podemos prolongar el tiempo de triturado hasta convertirlas en polvo. Una vez picadas, retiramos y reservamos.



Transcurrido el tiempo de hidratación, escurrimos bien los dátiles y los picamos durante 5 segundos, velocidad 5. Retiramos y reservamos.



Sin lavar el vaso, ponemos la mariposa en las cuchillas y batimos los huevos durante 3 minutos, velocidad 3 1/2.



Terminado el tiempo, dejamos la mariposa puesta y programamos 2 minutos, velocidad 3. Añadimos por el bocal los dátiles y 1/3 de la mezcla de harina, dejamos que transcurran unos 10 segundos. A continuación vertemos la mitad de los líquidos y otro 1/3 de la mezcla de harina y dejamos que pasen otros 10 segundos. Incorporamos lo que nos quede de los líquidos y de la mezcla de harina y dejamos que se mezcle bien hasta que termine el tiempo.



Abrimos la tapa, retiramos al mariposa y con la espátula bajaremos los restos de harina o masa que se hayan pegado al vaso. Incorporamos las nueces y mezclamos durante 10 segundos, velocidad 3, giro a la izquierda.



Vertemos el contenido en el molde que teníamos preparado. Introducimos en el horno y cocemos a la misma temperatura durante 25 minutos o hasta que al pincharlo el palito salga limpio.



Una vez cocido, retiramos y dejamos que repose unos 10 minutos tras los cuales desmoldaremos y dejaremos enfriar completamente sobre rejilla.